Anecdotas de un alemán en Paraguay

Siempre dije que lo que me gusta de Paraguay es que cada día es imprevisible. Lo que no me esperé es que incluso estando a 10 000km, Paraguay me siguiría sorprendiendo con experiencias no esperadas. Unos meses atras lancé un Blog para mis amigos resumiendo unas anecdotas de Paraguay y lo subi al Facebook. En el mismo texto hable de lo impredecible que es todo en Paraguay y lo divertido que es eso. Mientras yo dormía en Alemania, en Paraguay se compartió cientos de veces ese texto y me enseñó de nuevo: en Paraguay todo es imprevisible. Me empezó a gustar recordar y anotar unas cuantas memorias de mi vida en Paraguay…

579863_10151405738561700_1133405068_n

 

El día del taxista

Moverse en Taxi en Paraguay es relativamente barato, a no ser que hayan feriados, horarios de noche o „días especiales“. La primera vez que me subí a un Taxi justo me agarro un día de estos. No entendía bien que pasaba, solo que tenía que pagar más y que era un „día especial“. Después de 2 meses empecé a dudar porque siempre cuando me subía a un Taxi habían días especiales. Empecé a entender el significado atrás de eso. Las veces que yo viajaba en Taxi era para el taxista un „día especial“, o sea el „día de joderle al alemán katingudo“. Con el tiempo desarrollé una técnica que funciona en cualquier parte del mundo, cuando me subo a un Taxi siempre lo primero que digo es una frase local, algo muy típico. En Paraguay mi frase era “Che kuerai el trafico…” (me cansa el trafico).. con mi impecable Guarani la gente empezó a creer que ya vivo hace mucho tiempo en Paraguay con el resultado que de repente habían menos “días especiales”. La historia del día especial es verdad. Igual quiero aclarar que seria injusto juzgar a los taxistas en general. Después de 3 años que pase en Paraguay puedo decir que la menor parte de la gente intento cobrarme demás. Al contrario: Siempre recuerdo al taxista que me llevó  desde Asunción a Luque, me prestó su celular para hacer una llamaba, me cobró muy poco por el viaje y se quedó esperando afuera de la casa de mi novia hasta que me abrieron la puerta para asegurarse de que no me pase nada, porque ya era de madrugada. Nunca me olvidaré de personas así!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

“Mi caballo no anda…”

Verano 2006. Primer mes en Paraguay. Mi familia anfitriona me llevó a conocer el campo Paraguayo. De paso íbamos a andar en caballo. Por una falla de comunicación todos pensaron que yo sabía como andar a caballo. Me subi al caballo… agarre fuerte la montura….y no paso nada. Le dije al capataz “mi caballo no anda”, entonces le dió un suave golpecito al caballo. Lo que nadie sabia es que yo me agarré de la montura nomas y las riendas estaban sueltas. El primero en darse cuenta de eso fue…el caballo. Al caballo parece que le gustó esa libertad y empezó a correr como loco. Ahi recién los demás se dieron cuenta de que yo no tenia idea como manejar ese cohete. De lejos los otros me gritaron que hacer y yo intenté en varios idiomas convencerle al caballo que podríamos apreciar mas la naturaleza si andaba un chiqui mas lento. Les costó bastante a los otros alcanzarme. La razon: Como yo era la visita me dieron el caballo mas rápido pensando que me iban a hacer un favor. Cuando no supe más que hacer decidí saltar del caballo. Entonces el caballo inmediatamente frenó y me miró. Ahi me di cuenta que el caballo tambien le quería joder al alemán no más…

“No tienen una habitación más barata?”

Una vez me fuí de viaje a Ciudad del Este con mi hermana anfitriona y su esposo. Nos íbamos a quedar en un hotel, y como yo, siendo estudiante, nunca tenía un centavo le pedí a mi hermana que pida la pieza más barata posible,le dije que no importaba cual sea. Y ella me consiguió esa pieza. Llegando al Hotel le dieron la llave a mi hermana y a su esposo. A mí el señor en la recepción me dijo, que el guardia me iba a explicar como llegar a mi pieza. Tenía que salir del edificio, donde el guardia me abrió un portón al garage, en el fondo de ese garage había una puerta. Lo que si que, dormí dos noches al lado de una motosierra y para salir de mi hotel tenia que tocar un timbre interno y esperar que el guardia escuche para abrirme. Eso de pedir “lo mas barato que hay, lo que sea” no es la mejor estrategia…pero eso si, era muy barato.

IMG_7325

Las discotecas

Algo bien interesante para mi fueron las salidas a las discotecas. En alemania te juntas con tus amigos, tomas, te vas al boliche y seguis tomando con tus amigos. En Paraguay el comienzo de esa rutina es casi el mismo. Hasta entrar al boliche. Ahí todos desaparecen como esas cucarachas cuando se prende la luz en la cocina. Ahí es donde “los perros” se van a hablar con “las michis”. A mi me costó mucho ese paso, porque no entendía luego mucho, por que desaparecían  y cuando lo entendí, no me nacía tan natural eso de hablar a personas desconocidas. Así que mientras los otros „socializaban“ yo tuve unas cuantas charlas con un balde con hielo y las 3 botellas de Pilsen que me dejaron. Quisiera decir que con el tiempo mejoré…pero la verdad es que no che. Pero gracias a Dios no hizo falta tampoco. Las mejores personas se les conoce fuera y lejos de las discotecas…

 

Gracias a todos por pasar por mi Blog! Me encantaria hacerles conocer tambien un poco de mi paÍs. El sabado pasado hice un paseo por Frankfurt y lleve mi cámara. Experimente hacer un corto video. Fué para practicar nomas y no es mi mejor video pero me gustaría compartirlo igual con ustedes… 🙂 ….(La parte en la casa de Goethe se me hizo un poco larga…salten a 4:10 😛 )

Advertisements

2 Gedanken zu “Anecdotas de un alemán en Paraguay

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s